Anahí disfrazó a su bebé de león y él no dejaba de rugir

Se supone que Halloween es una fecha escalofriante, tétrica y llena de espíritus que rondan por las calles esperando cazarte, pero cuando vemos bebés disfrazados, todo eso se olvida y es imposible regresar a la esencia tenebrosa de día de brujas.

Esta vez fue Anahí quien llenó de miel esta aterradora celebración al disfrazar al pequeño Miguelito de un hermoso y según él, aterrador león. El bebé amo tanto su disfraz que se metió de lleno en el personaje porque no dejaba de gruñir tratando de asustar a quien se le pusiera enfrente. Pero lo único que logró es que se nos llenara de dulce el corazón.

Vean esos hermosos ruguiditos…

Te recomendamos

Tienes que ver