Acaba de empezar el año y ya te arrepientes de haber hecho estas cosas

Apenas va una semana del año y los arrepentimientos ya han tocado nuestra puerta, y es que las festividades nos enloquecieron tanto que ahora estamos pagando las consecuencias.

1. Pagar con tarjetas de crédito.

Te volviste loca por las compras, usaste tu tarjeta de crédito como si fuera efectivo, creíste que los meses sin intereses era lo mejor que te podía pasar en la vida, pero ahora te llegan las cuentas y quieres morir.

credito

2. Haber hecho tanta comida.

Hiciste tanta comida el 24 y el 31 que sigues comiendo recalentado, y al parecer así seguirás hasta Febrero.
eating

3. Comer tanto.

Desde que empezaron las posadas tú le encajaste el diente a todo lo que veías, tamales, atole, dulces de las piñatas, pavo, postres, y mil cosas más. Ahora que subes a la báscula las consecuencias son alarmantes.

tanto

4. Haber entrado a un intercambio.

Te esforzaste en encontrar un bello regalo para esa persona, y resulta que a ti te dieron una porquería. Ahora tienes que usarlo al menos una vez para que esa persona no se sienta mal.

intecambio

5. Entrarle a la rosa de Reyes.

La rosca de reyes es muy rica acompañada de un chocolate caliente, pero jamás piensas en las consecuencias de haberte sacado el muñequito, ahora vas a tener que comprar tamales para todos.

rosca

6. Haber puesto tantos adornos.

Te invadió la fiebre de las fiestas y dejaste tu casa igual al taller de Santa Claus, pero ahora hay que quitarlos y no hay más grande fastidio que eso.

adornos

7. Haber comprado un árbol natural.

Se ven y huelen hermoso, pero ahora está seco y feo, hay que sacarlo y el desastre que te dejará es terrible.

aarbol

8. Haber tomado tanto.

Aún sigues deshidratado de tanto alcohol que consumiste, tu piel está seca, tus labios partidos, tienes constantes dolores de cabeza, y aún sientes rezagos de la resaca.

tomado

9. No haberte tapado mejor.

Andabas del tingo al tango saliendo y entrando de todos lados, te quitabas y te ponías el abrigo y hoy no puedes hacer que la maldita enfermedad se vaya.

flu

10. Haberte inscrito en un gimnasio.

Te acabas de inscribir a un gimnasio, gastaste lo último que te quedaba, compraste ropa deportiva al por mayor, pero ahora te das cuenta que en realidad no vas a ir.

gym

Te recomendamos

Tienes que ver