Señales de que tu cuerpo te exige ponerte a dieta

El sobrepeso no es algo que una persona disfrute y más que verlo por el lado estético, el tener varios kilos de más representa una calidad de vida cada vez menos productiva, la cual terminará por deteriorar tu salud mental y física.

Por eso a continuación te daremos 9 claras señales que aunque son difíciles de aceptar, te motivarán y al mismo tiempo te harán ver que es un buen momento para comenzar a bajar de peso de forma saludable antes de que sea cada vez más difícil o incluso demasiado tarde.

1. Sientes que no descansas en las noches.

El sobrepeso puede comenzar a provocar los molestos ronquidos que a su vez no te están dejando lograr un descanso placentero.

2. Tu ropa favorita simplemente ya no te queda.

Si esa blusa y ese pantalón que tanto te gustaba como se te veían, ahora simplemente no te quedan, es momento de comenzar a tomar cartas en el asunto.

3. Piernas cansadas, adoloridas o inflamadas.

Uno de los síntomas más comunes que indican que te estás pasando de tu peso ideal, es el cansancio excesivo de tus piernas. El sedentarismo ha provocado que tu circulación no sea la óptima. ¡Vamos, con hacer 30 minutos de buen ejerecicio podrás mejorar tu calidad de vida!

4. Te comienza a dar vergüenza mostrar tu cuerpo en la playa.

Si ya no te emociona tanto la idea de ir a comprar un lindo bikini debido a esos gorditos y llantitas que quedarán expuestos a la vista de las de más personas, es señal de que debes comenzar una dieta saludable y un programa de ejercicio diario.

antes-y-despues-perder-peso

5. No te puedes mover con facilidad y rapidez.

Te darás cuenta que es momento cuando te de “flojera” agacharte a amarrarte las agujetas de tus tenis o si necesitas levantarte rápido de la cama para realizar alguna actividad y simplemente lo haces de manera lenta y perezosa.

6. Comienzas a tener mal aliento.

Un importante estudio realizado en la Universidad de Tel Aviv (Israel), encontró que un mal aliento en las personas con obesidad se deriva de la sequedad en la boca que éstas tienen y a la falta de costumbre de beber agua simple constantemente.

7. Te comienzas a hacer la sorda.

Muchas veces las personas que sabemos que nos aman, nos tratan de decir de manera delicada que debemos comenzar a bajar de peso y nuestra reacción automáticamente al no querer oir la verdad es enojarnos. Recuerda que si hay personas que te lo dicen, es porque les preocupas y porque les importa tu salud, y aunque sea difícil, no dejes que los comentarios de personas que no te conocen te afecten.

8. Comienzas a justificar tu peso con excusas que sólo te están lastimando mas.

Hay muchas personas que tienen problemas en la tiroides y necesitamos ser comprensivos con ellos y entender su condición. Pero si no es tu caso, no pongas de pretexto ni justifiques a otras personas que simplemente no bajan de peso por pereza. Si tu has comenzado a decir cosas como “Prefiero estar gorda a estar en los huesos”, ¡Recapacita! no es el punto. Necesitas simplemente estar en tu peso ideal y con una buena condición física.

9. Si tu báscula indica claramente que subiste muchos kilos.

Recuerdo ese momento que me subí a la báscula y me di cuenta que en 1 año había subido 10 Kg. Por mi mente pasaron muchos sentimientos, desde enojo, hasta vergüenza, pero todo eso hay que utilizarlo a nuestro favor y convertirlo en motivación y saber que sí se puede lograr volver a sentirte esa mujer que siempre has sido.

Recuerda que es muy importante  ir a un doctor/nutriólogo para que te asesore y pueda ir de la mano contigo en esta meta que quieres lograr. ¡Ánimo! que sí se puede, demuéstrate a ti misma de lo que eres capaz.

Te recomendamos

Tienes que ver