5 Hábitos para ser un poquitín más organizada

“Estar organizado no consiste en deshacerte de todo lo que posees o en tratar de convertirte en una persona diferente; se trata de vivir de la manera en que quieres vivir, pero mejor” – Andrew Mellen.

En el momento en que nos despertamos por la mañana, todo está tan desordenado. La culpa de nuestros hábitos diarios, rutinas o estilo de vida están funcionando en modo de piloto automático. Las cosas están altamente desorganizadas y esta falta de claridad podría frenar nuestro camino hacia el éxito.

Echemos un vistazo a estos hábitos para organizar nuestra vida y lograr un mejor equilibrio trabajo-vida.

Planificar el día una noche antes

Es absolutamente correcto cuando la gente dice que la planificación que haces un día antes es tan importante como lo que realmente haces al día siguiente. 

Ahora, esto no significa que tengas que agendar tu día minuto a minuto. Solo significa pensar, o tal vez escribir, sobre las cosas que pretendes lograr al día siguiente. Y, confía en mí, ni siquiera te costará más de diez minutos, pero estos diez minutos de arduo trabajo podrían salvar el dolor de horas de indecisión e improductividad.

Si comienzas a imaginar tu día una noche antes, el próximo día completo se desarrollaría de la manera más ordenada.

Crear y seguir las listas de tareas pendientes

Cada persona que se sabe que está organizada, definitivamente tendría una lista de tareas pendientes en sus mangas. Hay una razón por la cual la gente crea listas de tareas pendientes… ¡porque son muy efectivas!

De hecho, son una forma práctica de organizar las cosas que deseas hacer de la forma más factible. Entonces, si estás trabajando en un proyecto, lo divides en partes pequeñas y creas una lista de tareas pendientes en las que estas partes pequeñas están programadas con fechas límite autoimpuestas.

Y, el mero hecho de escribirlo provoca una sensación de responsabilidad para que se hagan lo antes posible. Entonces, toda la idea de crear y seguir listas de tareas es ser más proactivo que reactivo y construir una rutina que conserve tu capacidad intelectual.

Poner manos a la obra

Uno de los pasos iniciales para organizar tu vida es actuar realmente sobre cosas y tareas que deben realizarse. Después de hacer una lista de tareas pendientes, registra esas tareas y comienza a realizarlas. Te ayudará a lograr mucho más de lo que normalmente haces y a traer una estructura a tu vida.

Tener el correo electrónico organizado

Nuestro buzón es quizás la cosa que más se pasa por alto, y quizás, desorganizada también. Todas las personas exitosas tienen un espacio de tiempo específico donde leen y tratan los correos diariamente.

No es importante ver tu buzón en la primera hora de la mañana, pero, definitivamente es esencial tener un espacio de tiempo dedicado, digamos que alrededor de media hora para no dejar que correos importantes se salgan de las grietas. Puedes agregar etiquetas, usar filtros, configurar alertas y funciones que priorizan los mensajes por remitente. Si has organizado tu buzón, también experimentarás un cambio positivo en tu vida laboral.

Usar la tecnología a tu favor

Es difícil imaginar un día sin Internet, varias tecnologías y herramientas (aplicaciones y software) sorprendentes que hacen nuestra vida mucho más fácil que antes. Las personas más inteligentes de este planeta saben cómo hacer las cosas en menos tiempo. Hacen amistad con la tecnología y la utilizan para su beneficio.

Hay tantas aplicaciones que te ayudan a mantenerte enfocada, organizada y productiva sin que hagas mucho. Existe la app Evernote para hacer listas de tareas pendientes y mantenerse organizada. También puedes confiar en ProofHub que te ayuda a estar al tanto de las tareas, te mantiene informada sobre el progreso y administra tu trabajo de la manera más sistemática y organizada.

Consejo extra: no compliques las cosas

La confusión engendra caos. Si no estás segura de algo, se reflejará en tu ejecución. Las personas altamente organizadas tienen muy claro lo que debe hacerse y adoptan un enfoque simple pero efectivo para llevarlas a un final exitoso. Por lo tanto, para estar en tu mejor nivel de productividad, mantén las cosas simples, eficaces y organizadas. 

Estar organizado es comenzar con un plan para hacer un plan para lo que sea que planees hacer. Requiere que uses tus minutos juiciosamente para lograr cosas a tiempo y tener un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal.

Te recomendamos

Tienes que ver