20 Nombres que ya no deberías ponerle a tu hija

Quiero aclarar que no estamos diciendo que estos nombres sean feos, en gustos se rompen géneros, eso lo sé perfectamente. Sin embargo se prestan al doble sentido o al Bullying, así que sería mejor evitarlos.

1. Camelia.

Es inevitable pensar en un camello cuando escuchas este nombre.

2. Celestina.

Yo sé que tu hija parece un ángel caído del cielo, pero no hay necesidad de ser tan específicos.

3. Cándida.

No sé ustedes pero suena muy parecido a una enfermedad de transmisión sexual.

4. Isidra.

¡Salud! Ah no, esa es sidra.

5. Apolonia.

Ni a un astronauta le queda este nombre.

littlegirl

6. Gregoria.

Yo sé que a veces el papá se muere por ponerle el nombre a su primogénito, pero a veces hay que desistir.

7. Ernestina.

Este tipo de nombre era muy común en la época de mi bisabuela, pero no todo lo del pasado debe regresar.

8. Maclovia.

¡No por Dios!

9. Felipa.

No sé porque cada vez que oigo este nombre pienso en alguien con gripa.

10. Joela.

Ya mejor ponle hojuela de maíz.

cutegirl

11. Primitiva.

¿Es enserio? Esto es un insulto.

12. Panfila.

Es como si estuvieras preguntando, “¿Esta es la fila para el pan?”

13. Ignacia.

¿De verdad quieres que le digan “nacha” de cariño?

14. Dolores.

El dolor no es algo lindo, nadie quiere tenerlo en su vida. ¿Por qué dañar así a una criatura?

15. Remedios.

¿Contra el dolor de cabeza, gripa o qué?

beauty girl

16. Gertrudis.

Éste simplemente deberían prohibirlo.

17. Soyla.

Soyla… comadreja.

18. Macrina.

Es como si no pudieras pronunciar “madrina” y en su lugar dijeras “Macrina”.

19. Joaquina.

¡No! ¡Por lo que más quieras no!

20. Oportuna.

“Qué oportuna eres”, no es un nombre, es un adjetivo.

Te recomendamos

Tienes que ver