18 Mejores cosas que suceden cuando tu novio y tú deciden vivir juntos

Si estás dudosa de tomar la decisión de irte a vivir con tu chico, este post te ayudará a ver las cosas buenas que muy posiblemente sucederán si se atreven.

En mi experiencia puedo decir que llevo 3 años viviendo con él y jamás mi vida había sido tan feliz y divertida como lo es ahora que comparto el mismo espacio con él. Recuerda que antes de tomar una decisión debes ver los pros y los contras.

¡Hoy me enfocaré en todas las cosas buenas!

– Tener antojo a las 3 am y decidir ir juntos por unos tacos.

– Hacer maratón de su serie favorita en Netflix y de pronto quedarse dormidos.

– Ir juntos a comprar víveres al súpermercado y elegir muchos snacks que saben que los harán engordar, pero aún así no les importa.

– ¡Esos días en los que deciden meterse a bañar juntos!

– Tomar prestadas las sudaderas y playeras de tu novio para usarlas como pijama.

acostados

– Caminar sin la preocupación de que tus padres o hermanos te vayan a ver en ropa interior mientras vas al baño o a la cocina.

– De tanta confianza que van creando al vivir juntos, ya no te estresas si olvidaste rasurarte las piernas o las axilas. ¡Sabes que él no te dejará de amar por eso!

– Es divertido ver la reacción de las personas que están en contra de vivir juntos antes del matrimonio. Jamás olvidaré sus caras cuando les digo: “¡Me fui a vivir con mi novio y aún no estamos casados!”

– Esa emoción que te provoca cuando compran su primer mueble juntos (sala, comedor, recámara, etc).

– Ese día que deciden adoptar a su primer mascota, quien se convertirá básicamente en su primer bebé.

– Irte dando cuenta que vivir juntos en realidad no es tan difícil o problemático como muchas personas creen. Es diferente, ¡pero mejor!

– Saber que si salen a alguna fiesta por la noche regresarán juntos a su hogar. No sé ustedes, pero a mí me emociona mucho esto.

juntoss

– Darte cuenta en el momento menos esperado que tu novio y tú ya son unas personas más responsables que cuando vivían solos o con sus padres. Ahora hacen todo lo posible para poder tener el hogar limpio y acogedor.

– El pudor y la vergüenza de ir al baño y hacer ruidos si comiste algo que no te cayó muy bien, simplemente se va. De hecho será algo que los hará morir de risa.

– Las discusiones por cosas estúpidas y sin sentido cada vez serán menos, de hecho en mi caso ahora nos llevamos mejor que nunca.

– No hay mejor manera de iniciar el día que despertando y recibiendo un beso de tu novio en la frente deseándote un buen día y diciéndote lo mucho que te ama.

– Si tienes ganas de tener sexo en la sala o en la cocina o en el baño, lo puedes hacer sin miedo a que te vayan a sorprender.

– Aunque haya momentos en que ambos estén en silencio mientras leen, escuchan música con sus audífonos, etc., saben que se tienen el uno al otro.

Te recomendamos

Tienes que ver