15 Razones para dejar de ser un Grinch y comenzar a amar la Navidad

Aunque suene irreal, hay personas que no les gusta la época navideña, y para ellos traemos 15 puntos para animarlos a festejar esta época sin importar de qué religión sean. Recordemos que Navidad es un momento para dar amor, tener paz y hacer las siguientes cosas:

1. Es época perfecta para invitar a salir a quien siempre te ha gustado.

El pretexto de ir a tomar un café con esa persona a la que nunca le has declarado tu amor, es perfecto en esta época. Aunque suene extraño, se ha comprobado que las personas están más abiertas aceptar una invitación durante diciembre.

2. Puedes hacer maratón de películas navideñas con tus amig@s.

Posiblemente ya hayas visto Mi Pobre Angelito y Nightmare Before Christmas 30 veces, pero no importa, algo dentro de nosotros siempre desea acostarse a ver estas películas junto a una bolsa de palomitas, y rodeado de nuestros hermanos o mejores amigos .

3. No importa subir unos kilos de más, todos lo hacen.

La comida de esta época sólo se disfruta una vez al año, así que no está mal subir 2 o 3 kilos. Todo el mundo lo hace, así que no tienes porqué sentirte avergonzada(o).

4. Es la mejor época para hacerte propósitos.

Está por iniciar un nuevo año, puedes hacerte propósitos que sí puedas cumplir, como por ejemplo perder esos 10 kg que siempre han estado de más en tu cuerpo, o hacer un viaje sola. Muchas personas no cumplen estos objetivos, ya que se proponen cosas muy difíciles y que requieren mucho tiempo y dinero, pero tú has un plan de acuerdo a tu presupuesto y motivación, verás que lo lograrás sin problema.

5. Es buen momento para ver a esos primos y familia que no has visto en todo el año.

Mientras más vas creciendo, más vas perdiendo contacto con esos familiares que frecuentabas en tu infancia. Navidad es un excelente momento para hacer una comida y convivir con tus primos, sobrinos, tías y reír todos juntos. Nunca sabes cuándo va a ser la última vez que los veas.

vispera navi

6. Puedes adornar el arbolito de navidad como quieras.

Si no has puesto pinito de navidad desde que eras niño, hazlo este año. No importa si es real o de plástico, pero mientras lo pones recuerda las ilusiones que tenías al verlo lleno de regalos. Regálate algo a ti mismo, te lo mereces.

7. Las canciones.

A comparación de las mismas canciones que escuchas de Katy Perry o Justin Bieber todo el año, sólo en esta época puedes escuchar canciones de Navidad con campanas y sonidos que tranquilizan tu oído. No desaproveches la oportunidad.

8. Es buen momento para desconectarte de internet.

No hay mejor momento que salir a la calle y ver la ciudad y los centros comerciales alumbrados con esas hipnotizantes luces. No pensar en absolutamente nada y dejarte llevar por esa nostalgia navideña. Es el mejor momento para desconectarte por un tiempo de internet, en enero puedes volver a tu rutina.

9. Por fin puedes usar esa ropa caliente que nunca utilizas.

Muchas veces durante el año compramos ropa que es muy caliente y por lo mismo no podemos utilizarla con frecuencia. En esta época por fin podrás usarla y desquitar ese dinero que gastaste en ella.

10. Los olores.

Galletas horneadas, arboles de navidad, chocolate caliente, pavo, etc. Es como tener una fiesta llena de colores en tu nariz.

11. Es buen momento para cerrar un capítulo en tu vida.

Muchas venimos arrastrando problemas durante todo el año. Diciembre es buen momento para pedir disculpas sinceras o para perdonar y no seguir cargando todo ese peso en los hombros.

12. La cara de los niños al ver a Santa en el centro comercial.

No sé ustedes, pero yo tengo una fascinación por ver esa cara de ilusión que tienen los pequeños cuando le piden sus deseos a Santa. Es una expresión invaluable la que ellos hacen.

13. Puedes dar regalos a niños de pocos recursos.

Aunque todos deberíamos hacer esto durante todo el año, es una buena excusa para que salga esa persona bondadosa que traes dentro. Compra juguetes y pide a amigos que te acompañen a repartirlos a niños que no tienen recursos.

14. Envolver y dar regalos.

A mí me fascina dedicar un día para ir de compras sin saber qué voy a regalarle  a mis seres queridos, y otro día para envolver los regalos. Esto hace verdaderamente especial la navidad, principalmente cuando no saben que les estás preparando una sorpresa.

15. Simplemente por el hecho de tener un recuerdo de amor con tu familia.

Hace unos días falleció una persona que amaba con todo mi corazón, y no saben cuánto me alegro haber pasado la última navidad con él. Aunque esta vez ya no estaremos juntos, siempre recordaré ese momento especial en el que pude platicar tantas cosas que marcaron mi vida.

Ustedes que tienen esa oportunidad, no la dejen pasar.

Muchas gracias, y si les gustó por favor compartan con sus seres queridos. Necesitamos mucho amor en estos momentos.

Te recomendamos

Tienes que ver