15 Lecciones que aprendes cuando te rompen el corazón

Nadie en este mundo nos puede dar lecciones de cómo amar y qué sentir cuando alguien rompe una ilusión. Es por eso que hoy quiero compartir las lecciones que yo he aprendido cada vez que me han roto el corazón.

La única intención es que si estás pasando por un momento similar, te puedas identificar conmigo, ya que no eres la única.

1. Amar no significa darlo todo sin esperar nada a cambio. Amar es entender que debes recibir el mismo amor, cariño y cuidados que tú das a la otra persona.

2. No se trata de luchar por alguien, se trata de que esa persona en realidad quiera estar contigo sin que tú se lo pidas.

3. Hay veces que una relación ya está tan dañada que no podrá ser reparada aunque se haga el mayor esfuerzo. Lo mejor es aceptarlo y terminar con eso antes de salir más lastimada.

4. Si peleas muy seguido, esa relación no tiene futuro. El amor no tiene por qué doler o ser complicado.

5. Sabes que no te valoras lo suficiente y es momento de comenzar a quererte más cuando le das una segunda oportunidad a alguien que te fue infiel.

6. Entiendes que para algunas personas no tiene valor la frase “Te amo” y que el amor más que con palabras, se debe demostrar con hechos.

7. Jamás debes permitir que una persona te diga qué debes pensar, cómo vestir, hablar, etc., por más que la ames.

curar-corazon

8. Si peleas mucho con tu pareja por falta de dinero, en realidad no hay amor, sólo interés.

9. Los detalles y sorpresas son la mejor manera de decir que piensas en alguien (por más sencillos que sean). Si nunca los hay, es una clara señal de que no eres lo más importante que pasa por su cabeza.

10. No debes tratar como una prioridad a quien te trata como una opción.

11. Ya no estar con esa persona te dolerá, pero te dolerá aún más si sigues estando con ella sabiendo que ya no te ama.

12. Las relaciones amorosas no tienen por qué ser como una novela romántica, ni tampoco una historia de terror. Simplemente tiene que ser algo que a ti te haga sentir bien.

13. Si no te deja usar su computadora o celular, en realidad no puedes confiar en él.

14. Una cosa es querer demostrarle lo que sientes por él y otra muy distinta es hacer cosas que a ti te terminen humillando para tratar de hacerlo feliz.

15. Si terminan, llora todo lo que puedas y con todo tu corazón. Pero hazlo sólo una vez.

Te recomendamos

Tienes que ver