10 Cosas que sólo entendemos las hermanas menores

Ser la hermana menor es algo que nuestras familias no entienden. Por un lado, nuestros padres ya experimentaron con los hermanos mayores y su crianza se basa en dejarte en modo “automático”. Por otro lado, no es fácil lidiar con las interminables peleas que comienzan tus hermanos mayores. Ser la más pequeña tiene ventajas y desventajas que nadie más entiende, pero aquí las enlistaremos y sacaremos el lado positivo de serlo.

Tus hermanos te dijeron que eres adoptada

Esta es la clásica mentira que dicen los hermanos mayores para molestarnos. La historia pudo haber terminado en A) ignorarlos y preguntarle a tus papás o B) creerles y llorar hasta que tus papás te convencieran que no era cierto. En cualquiera de los casos, terminaron regañando a tu hermano.

Siempre te compararon con tu hermano mayor

Nuestros papás nos aman tanto a ambos, que a veces olvidan lo diferente que somos y terminan tratándonos como iguales. Pero es molesto que estén comparándote con tu hermano mayor ¡Pues no eres como él o ella! Ellos lo notarán algún día, sólo tenles un poco de paciencia.

Te gustó algún amigo de tu hermano mayor

Seamos honestas, en algún momento te enamoraste del amigo de tu hermano o hermana mayor. Lo veías como prohibido y nunca se lo comentaste a nadie, pero no dudo que fuera tu primer crush.

Tus padres te exigen menos que al resto

Los padres tienen una seria obsesión con cuidar al primogénito las 24/7. Y a veces no se darán cuenta de muchas cosas que pasan en tu vida. Puedes tomar esto como una ventaja. Si vas reprobando una materia o se te hizo tarde para llegar de una fiesta, puedes ocultarlo hasta resolver tu problema.

A veces llegas a sentirte menos que tus hermanos

Ver a tus hermanos mayores graduándose, casándose, saliendo o viajando puede llegar a deprimirte un poco. Habrá días que la falta de atención te hará sentir sola e ignorada. Sólo no olvides que toda tu familia te ama y que algún día tú harás todas esas cosas.

Sabes cuidarte de ti misma

La mayor de las ventajas de los dos puntos pasados, es que te vuelves ¡súper independiente! Pasar inadvertida en tu familia te traerá beneficios como aprender a hacer sola tu tarea, cocinar, curarte cuando enfermas o hasta estudiar lo que te gusta. Es bueno no esperar la aprobación o ayuda de alguien para hacer las cosas.

Tus hermanos siempre cuidan de ti

Si tus padres te descuidan un poco es porque confían en ti. Pero tus hermanos te cuidan. Como tu hermana mayor defendiéndote de otras niñas o tu hermano asustando a tus pretendientes. Son tus consejeros en cuánto a temas que te da miedo tratar con tus papás. Y si te ven llorar, harán lo que sea para hacerte reír.

Eres fuerte físicamente y te sabes defender

Tuviste tantas luchitas con tus hermanos mayores, que tuviste que desarrollar una súper fuerza para vencerlos. Cualquiera que intente atacarte está perdido. Eres una máquina de pelea andante y debes dar gracias a tus hermanos por hacerte fuerte física y mentalmente.

Consigues ropa gratis

Existe el rumor que los papás consienten a la hermana menor ¡Y es verdad! Supongo que intentan compensar algo o que les da miedo perder a su última niñita pequeña. Pero también existe el armario de tu hermana y aunque sabemos que se enojará ¡Tomamos su ropa sin pena alguna!

Eres la más divertida de tu casa

Este punto no lo digo yo… lo dice la ciencia. Los hermanos menores tenemos más amigos que el resto de nuestros hermanos. Nos desenvolvemos con mayor facilidad, no tenemos vergüenza a nada y desarrollamos un sentido del humor más obscuro y divertido.

Te recomendamos

Tienes que ver