10 Cosas extrañas pero divertidas que haces cuando te BAÑAS

El baño es el lugar en donde nuestro verdadero yo sale a flote. Además, la privacidad que nos provee nos motiva a hacer cosas realmente extrañas. Tienes que admitirlo, has hecho la mayoría, no lo niegues más.

1. Hacerte peinados con el shampoo.

¿Quién no se ha llenado de espuma el cabello para hacerse peinados locos? Tratas y tratas, pero siempre terminas haciéndote un enorme pico.

2. Bailar.

Quien sabe por qué la regadera nos incita a sacar nuestros mejores y más sexys pasos de baile. Aunque de hecho es peligroso, seguro que varias veces te ha dado un mini infarto pensando que te caerás y morirás.

bailar

3. Burbujas de jabón.

Todos hemos tallado el jabón contra nuestro labios para poder hacer burbujas, aunque después pagues las consecuencias y tu boca quede más seca que la arena.

4. Cantar.

En la regadera nuestra voz siempre se oye como la de un verdadero profesional. En ningún lugar cantas con tanto sentimiento.

canttar

5. Escribir en el espejo.

Bendito vapor que empaña el espejo y te permite dibujar o escribir tonterías en él.

6. Practicar tus gestos sexys.

Una vez que has quitado el vapor del espejo, viene el momento de hacer gestos sexys frente a él. No hay mejor momento para perfeccionarlos.

espejo

7. Admirar tu cuerpo en el espejo.

Si tienes un espejo de cuerpo completo en tu baño, entonces entenderás esto. Ves cada uno de tus perfiles, haces poses y te dices a ti misma: “¡Vaya que eres sexy!”

8. Abusar de la crema para afeitar.

Esto es prácticamente exclusivo de las mujeres que usan crema de afeitar para rasurarse las piernas. A veces te pones creativa y te dibujas barba, o cubres tus partes nobles con ella a manera de bikini. ¡Es increíblemente divertido!

Shaving cream

9. Escupir como si fueras una fuente.

Aunque ya no soy una niña, aveces sigo haciendo esto. Lleno mi boca de agua y la escupo como si fuera una fuente. ¿El objetivo? Los restos de jabón en las paredes.

10. Quedarte acorralada por una araña.

No hay nada peor que estarte bañando y de pronto ver una araña. Tu riquísimo tiempo de baño se ha arruinado. Te sigues bañando pero no le quitas la vista de encima, si se atreve a moverse tú escaparás como si se tratara de un asesino.

arñaa

Te recomendamos

Tienes que ver